Canarias mejora sus incentivos fiscales para las Startups

Canarias mejora sus incentivos fiscales para las startups

ZEC Promoción

La Zona Especial Canaria exime a las empresas del requisito de hacer una inversión mínima en activos a cambio de crear empleo estable en ciencia, tecnología y el sector audiovisual.

Las Islas son uno los ecosistemas españoles de talento digital que más crece con una combinación atractiva de baja Tributación, infraestructuras, conectividad y calidad de vida.

Canarias ya no es solo el paraíso de sol y playa de Europa. El Archipiélago va camino de convertirse en el territorio más fértil para las startups y pymes más innovadoras. Así lo aseguró hoy el presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC), Pablo Hernández, al anunciar en el congreso South Summit que las Islas flexibilizan el acceso a su baja tributación eliminando la obligación de hacer una inversión mínima en activos. La medida permitirá que las empresas adscritas a la ZEC tengan un tipo reducido del 4% en el Impuesto sobre Sociedades, frente al 25% general, entre otras ventajas únicas que ofrece el Régimen Económico y Fiscal (REF) especial que tiene la Comunidad Autónoma.

Durante su intervención en el mayor escenario de innovación y emprendimiento del sur de Europa, que se celebra esta semana en Madrid y al que asisten emprendedores e inversores nacionales e internacionales, Hernández explicó que la medida busca adaptar las herramientas estratégicas que tiene Canarias a la realidad de sectores emergentes como el audiovisual, la ciencia y la tecnología, “que no requieren de grandes infraestructuras ni demandan suelo o recursos naturales, pero que son capaces de generar mucho empleo y aportar conocimiento a la sociedad”.

La Zona Especial Canaria requería invertir entre 50.000 y 100.000 euros para instalarse en las Islas. Sin embargo, a partir del acuerdo adoptado, las startups no tendrán que hacer ese desembolso cuando se comprometan a generar al menos seis puestos de trabajo en las dos islas más pobladas o cuatro en el
resto. Los contratos deberán ser indefinidos y la plantilla no podrá reducirse durante cinco años.

La medida anunciada por Hernández está amparada por la ley 8/2018, que dio la potestad al Consejo Rector de la ZEC para autorizar el disfrute del régimen fiscal reducido a entidades que dinamicen el mercado laboral. No obstante, en el contexto actual, tras la pandemia, el cero turístico y la crisis volcánica de La Palma, resulta clave apostar por proyectos innovadores y con alto potencial de crecimiento, que contribuyan de forma consistente a acelerar la diversificación de la economía de la región.

En concreto, la ZEC quiere facilitar la llegada de startups de las secciones J y M de los códigos NACE (la nomenclatura europea para actividades económicas), que brinden servicios web y de procesamiento de datos, productoras cinematográficas, de televisión, música y estudios de animación y videojuegos, y otras de tipo científico, biotecnológico y vinculadas a las energías renovables, la industria marítima y aeroespacial, para las que las Islas tienen condiciones óptimas y un incipiente desarrollo empresarial.

Con este nuevo paso, Canarias avanza en la creación de un ecosistema de empresas creativas y de vanguardia. Y aunque aún está lejos de las cifras en Madrid o Barcelona, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde 2019 y hasta el primer trimestre de este año, ha sido la segunda región, solo por detrás del País Vasco, que más talento digital ha captado en términos porcentuales, con un 32% de incremento y un saldo de 22.000 trabajadores tecnológicos en activo.

El auge de las Islas comenzó hace ya una década. Entre 2012 y 2021, fue la octava región europea en creación de empleo de alta tecnología, de las 400 analizadas en la estadística que elabora el Eurostat. Con el talento que aportan las universidades y los centros de investigación locales, los incentivos fiscales,
las infraestructuras punteras con las que cuenta el Archipiélago, su conectividad aérea y de cable, y la calidad de vida que ofrece, la región tiene una oportunidad irrepetible para consolidarse como referente digital para el trabajo remoto y como nodo de servicios tecnológicos en alza.