La ZEC busca dar un efecto multiplicador al plan de reactivación de La Palma

La ZEC busca dar un efecto multiplicador al plan de reactivación de La Palma

ZEC Promoción

El presidente, Pablo Hernández, y el Consejo Rector se trasladan este lunes a Los Llanos para reflejar el compromiso de la Zona Especial para atraer a la Isla pymes innovadoras y trabajadores remotos.

Los atractivos fiscales del consorcio y la mejora de la competitividad de la “isla bonita” impulsaron este año la llegada de tres empresas tecnológicas comprometidas a invertir 3,2 millones de euros y crear 22 puestos de trabajo

El Consejo Rector de la Zona Especial Canaria (ZEC) se reúne este lunes en La Palma para apoyar el plan de reactivación de la isla. Es la primera vez que el presidente, Pablo Hernández, y el resto del órgano de gobierno del consorcio celebran una reunión en una isla no capitalina.

El objetivo es reforzar la promoción de la isla para contribuir con la ZEC a multiplicar los efectos de la reactivación de la economía palmera, generando sinergias entre la inversión pública y privada. Según detalla su presidente, Pablo Hernández, el organismo quiere atraer empresas innovadoras, emprendedores y nómadas digitales, que dinamicen la economía local en sectores con grandes perspectivas de futuro, y que, además, crean puestos de trabajo cualificado.

En el primer semestre de 2022, la ZEC facilitó la llegada a La Palma de tres pymes tecnológicas que se han comprometido a invertir en sus proyectos 3,2 millones de euros y ofertarán 22 puestos de trabajo. Una de ellas es la startup Draco Blocks, creadora de un videojuego en el metaverso (mundo virtual en el que los usuarios interactúan como en una red social). La empresa está radicada en Santa Cruz de La Palma y ha sido apadrinada por la aceleradora La Lanzadera, propiedad del presidente de Mercadona, Juan Roig.

Tras la crisis volcánica, la ZEC también impulsó el desembarco en La Palma de una compañía informática procedente de Alemania, que realiza desarrollos de inteligencia artificial, y otra de alta tecnología. Ambas se suman a un ecosistema innovador captado por el consorcio, que en 2021 estaba integrado por cerca de una veintena de pymes, que inyectaron en la isla 10 millones de euros de inversión y crearon 300
puestos de trabajo.

La pandemia del coronavirus llevó a las empresas y a los trabajadores a adoptar rápidamente nuevos comportamientos y reordenó prioridades vitales para muchos, haciendo que la flexibilidad y la calidad de vida fueran más determinantes. Una de las consecuencias de este cambio es el auge del teletrabajo o trabajo remoto. En esta nueva realidad, La Palma es un destino ideal. La ZEC quiere aprovecharlo para atraer startups tecnológicas, audiovisuales y biotecnológicas.

Además de diversificar la economía, muy anclada hasta ahora en sectores maduros como el turismo y la agricultura, las empresas que llegan con la ZEC abren la puerta a nuevas oportunidades para los jóvenes palmeros que quieran formarse y desarrollar su talento en industrias pujantes, como la de los videojuegos, que ya no necesitan estar en grandes capitales, sino que apuestan por localizaciones donde sus equipos tengan calidad de vida, como un recurso clave para captar y retener talentos.

“La Palma está en un momento decisivo para su futuro. Tanto el Gobierno central como el Ejecutivo canario, y el resto de administraciones, están impulsando planes de recuperación, ante los que la ZEC puede ser un agente multiplicador porque la isla es más competitiva que nunca”, recalca el presidente del consorcio. “En un panorama más tecnológico y digital, como el actual, la escasez de talento cualificado es un obstáculo. Por eso, las empresas buscan ser atractivas en la captación de personal y tener una oficina en un entorno privilegiado como La Palma es un diferenciador importante. Nuestro reto ahora es dar a conocer lo que somos capaces de ofrecer”, añade Pablo Hernández.

El Instituto de Astrofísica de Canarias ha dado prestigio internacional a La Palma. “Eso es innegable y es una gran ventaja, pero ahora estamos ante unas condiciones inmejorables para atraer nuevas inversiones a la isla”, asegura Hernández. En este sentido, destaca la medida aprobada semanas atrás por la ZEC, que elimina el requisito de inversión mínima inicial de 50.000 euros para las pymes que quieran acogerse a la tributación más baja de Europa en una isla no capitalina, como La Palma. “Estamos adaptando las condiciones a los nuevos tiempos y al perfil de empresas que queremos atraer, que no son intensivas en el uso del territorio, ni de los recursos naturales, ni necesitan grandes infraestructuras en las que deban invertir. Su activo principal es el talento”, subraya Hernández.

El Consejo Rector es uno de los órganos de administración de la ZEC. Su composición está regulada dentro del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias y sus miembros son designados por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Hacienda entre personas de reconocida competencia en materias comerciales y de promoción económica.

En la actualidad, la presidencia la ocupa el experto en fiscalidad internacional y docente universitario Pablo Hernández. La vicepresidenta es la economista e investigadora María José Miranda. Los cinco miembros del Consejo Rector son: María Estrella Martín Domínguez (asesora fiscal), Cosme Antonio García Falcón (director de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria), Miguel Ángel Herrero Hernández (administrador financiero y tributario), Fermín Delgado (viceconsejero de Hacienda del
Gobierno de Canarias) y Almudena Estévez (economista).

Canarias mejora sus incentivos fiscales para las Startups

Canarias mejora sus incentivos fiscales para las startups

ZEC Promoción

La Zona Especial Canaria exime a las empresas del requisito de hacer una inversión mínima en activos a cambio de crear empleo estable en ciencia, tecnología y el sector audiovisual.

Las Islas son uno los ecosistemas españoles de talento digital que más crece con una combinación atractiva de baja Tributación, infraestructuras, conectividad y calidad de vida.

Canarias ya no es solo el paraíso de sol y playa de Europa. El Archipiélago va camino de convertirse en el territorio más fértil para las startups y pymes más innovadoras. Así lo aseguró hoy el presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC), Pablo Hernández, al anunciar en el congreso South Summit que las Islas flexibilizan el acceso a su baja tributación eliminando la obligación de hacer una inversión mínima en activos. La medida permitirá que las empresas adscritas a la ZEC tengan un tipo reducido del 4% en el Impuesto sobre Sociedades, frente al 25% general, entre otras ventajas únicas que ofrece el Régimen Económico y Fiscal (REF) especial que tiene la Comunidad Autónoma.

Durante su intervención en el mayor escenario de innovación y emprendimiento del sur de Europa, que se celebra esta semana en Madrid y al que asisten emprendedores e inversores nacionales e internacionales, Hernández explicó que la medida busca adaptar las herramientas estratégicas que tiene Canarias a la realidad de sectores emergentes como el audiovisual, la ciencia y la tecnología, “que no requieren de grandes infraestructuras ni demandan suelo o recursos naturales, pero que son capaces de generar mucho empleo y aportar conocimiento a la sociedad”.

La Zona Especial Canaria requería invertir entre 50.000 y 100.000 euros para instalarse en las Islas. Sin embargo, a partir del acuerdo adoptado, las startups no tendrán que hacer ese desembolso cuando se comprometan a generar al menos seis puestos de trabajo en las dos islas más pobladas o cuatro en el
resto. Los contratos deberán ser indefinidos y la plantilla no podrá reducirse durante cinco años.

La medida anunciada por Hernández está amparada por la ley 8/2018, que dio la potestad al Consejo Rector de la ZEC para autorizar el disfrute del régimen fiscal reducido a entidades que dinamicen el mercado laboral. No obstante, en el contexto actual, tras la pandemia, el cero turístico y la crisis volcánica de La Palma, resulta clave apostar por proyectos innovadores y con alto potencial de crecimiento, que contribuyan de forma consistente a acelerar la diversificación de la economía de la región.

En concreto, la ZEC quiere facilitar la llegada de startups de las secciones J y M de los códigos NACE (la nomenclatura europea para actividades económicas), que brinden servicios web y de procesamiento de datos, productoras cinematográficas, de televisión, música y estudios de animación y videojuegos, y otras de tipo científico, biotecnológico y vinculadas a las energías renovables, la industria marítima y aeroespacial, para las que las Islas tienen condiciones óptimas y un incipiente desarrollo empresarial.

Con este nuevo paso, Canarias avanza en la creación de un ecosistema de empresas creativas y de vanguardia. Y aunque aún está lejos de las cifras en Madrid o Barcelona, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde 2019 y hasta el primer trimestre de este año, ha sido la segunda región, solo por detrás del País Vasco, que más talento digital ha captado en términos porcentuales, con un 32% de incremento y un saldo de 22.000 trabajadores tecnológicos en activo.

El auge de las Islas comenzó hace ya una década. Entre 2012 y 2021, fue la octava región europea en creación de empleo de alta tecnología, de las 400 analizadas en la estadística que elabora el Eurostat. Con el talento que aportan las universidades y los centros de investigación locales, los incentivos fiscales,
las infraestructuras punteras con las que cuenta el Archipiélago, su conectividad aérea y de cable, y la calidad de vida que ofrece, la región tiene una oportunidad irrepetible para consolidarse como referente digital para el trabajo remoto y como nodo de servicios tecnológicos en alza.

Sectores de actividad, las TIC

La Zona Especial Canaria bate en 2021 su récord de creación de empleo, con alza del 15,5% y 1.139 puestos

ZEC Promoción

El balance del anterior ejercicio evidencia que, pese a la crisis por el COVID, los proyectos son cada vez de mayor calidad y generan empleos más sólidos

Los puestos creados en pesca y acuicultura aumentan el 60%, en producción audiovisual se contabiliza el 20% más y destacan también los registros en informática, ingeniería, I+D y actividades deportivas

La progresiva recuperación económica experimentada por Canarias desde marzo de 2021, tras el peor periodo de la pandemia por la COVID-19 y tal y como reflejan los datos de creación de empleo y de Producto Interior Bruto (PIB) a finales de ese ejercicio anual, también se extendió al mecanismo de atracción de inversiones empresariales de la Zona Especial Canaria (ZEC), atendiendo a los datos oficiales de esta misma entidad pública.

Según se desprende del balance del año 2021, la ZEC registró en el ejercicio pasado el mayor dato absoluto de puestos de trabajo creados en un año, con un total de 1.139 nuevos empleos, lo que supone un incremento del 15,5% respecto al año anterior, el de 2020.

Se trata del mayor crecimiento histórico, a pesar de que durante 2021 continuaron los efectos de la pandemia, de esta crisis sanitaria global con efectos más pronunciados en el sector turístico y de servicios en las Islas. Sin embargo, los datos reflejan que el empleo medio por empresa inscrita en la ZEC creció en 2021 desde el 10,58 al 11,48%, lo que implica un alza de 8,6 puntos porcentuales entre una variable y otra, de 2020 a 2021.

Esa evolución demuestra que las empresas que se acogen a las ventajas fiscales de la Zona Especial presentan proyectos cada vez más sólidos, de mayor calidad, más intensivos en mano de obra y a su vez generadores de puestos de trabajo más duraderos y estables.

En los registros por subsectores y en la comparativa 2020-2021, destaca la subida del 60% en los empleos generados en el ámbito de la pesca y la acuicultura. También sobresale el 20% de aumento para los puestos de trabajo creados en producción audiovisual, lo que se traduce en un total de 80 empleos más. En este campo, hay que subrayar que se trata de empleos de una actividad productiva bien asentada en Canarias, más allá de los rodajes derivados del diferencial tributario, pues esos empleos los generan empresas con estancia permanente en el Archipiélago.

Otro ámbito que experimenta una mejora es la programación informática, que registra un alza de 215 puestos de trabajo al cierre del ejercicio pasado respecto a 2020, lo que se completa con otros aumentos anuales: 55 en ingeniería y 46 en actividades de investigación y desarrollo (I+D). En este último caso, la mejora es del 166% respecto al año anterior.

Asimismo, las actividades deportivas generaron 40 empleos en 2021, lo que confirma que los proyectos empresariales que más trabajo generan en la ZEC están vinculados con el mayor valor añadido. Esto es muy relevante porque estos mismos ámbitos propician un efecto multiplicador en la economía isleña, lo que a su vez beneficia a otros subsectores y permite retener el talento con origen en el sistema educativo del Archipiélago.